Boletn Salem

EN LA CMARA DEL REY
CANTARES 1:4-7
La ansiedad está empezando a ser una epidemia. Parece que en el escalón de las preocupa- ciones personales hemos pasado del genérico "estoy estresado" a "padezco un cuadro de ansiedad". Podrá el amor de Dios acabar con ambos? La bandera que ondea en Cantares es el amor, pero no cualquier amor, habla del verdadero amor, aquel que tiene poder y autoridad sobre todo lo que existe.

En Cantares 1:2 la sunamita lanza un anhelo, que podríamos llamar oración: oh si él me besara...! Este deseo se hace realidad y es contestado (v.4): el rey me ha metido en sus cámaras. Ella va a descubrir algo importante, este anhelo le conduce a la búsqueda de su amado, y esta búsqueda se transforma en una comunión íntima con el mismo. Es ahí, a partir de la comunión íntima, donde ella obtendrá la revelación que necesita.

Lo primero que quiero preguntarte es si anhelas al amado. Si es así, entonces tendrás que reconocer antes que él es rey. Él es el Señor y él tiene poder sobre todas las cosas, incluidas las que nos ocurren a nosotros. Este rey no es distante, te ama y quiere revelarte cómo eres tú en realidad. Deseas tener una comunión única e íntima con él? Ahora no estamos hablando de la comunión entre todos los santos, que también tiene su importancia y lugar. Se trata de ti y de Él. Anhelas que él te introduzca en su cámara, en su lugar secreto? Ella sí. Su oración es contestada y una vez dentro, en la cámara, descubre tres aspectos sobre sí misma:
1. Ella es morena: lo primero que descubrimos cuando tenemos comunión íntima con el Señor es cuán morenos somos, tanto como las tiendas de Cedar. Estas tiendas se caracterizaban por ser totalmente oscuras por fuera. Sin embargo, para el amado somos además codiciables. Él no se queda en nuestro problema externo, él quiere entrar dentro de nuestra tienda y empezar a trabajar con nuestro carácter, en definitiva, no solo con nuestro cuerpo sino con nuestra alma y espíritu. Qué aspectos oscuros sobre ti te ha mostrado? Si hay algo que nos puede hacer co- diciables es su amor. Este amor nos hace brillar disipando toda oscuridad.
2. La vanidad de las obras propias: en el versículo 6 ella se queja y ruega que no nos fijemos en sus defectos: no reparéis que soy morena. Por qué? Ella se ha dedicado a una obra in- fructuosa: los hijos de mi madre se airaron contra mi, me pusieron a guardar las viñas... y mi viña no guardé. Cuántas veces perdemos de vista que lo más importante es tener comunión con él? Cuántas veces hacemos lo que unos y otros dicen, aunque esto suponga dejar de rela- cionarnos con él: mi viña no guardé. Jesús acudía constantemente a Dios padre para conocer de primera mano su voluntad.
3. Nuestra necesidad del amado: hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, dónde apacientas, dónde sesteas al mediodía... por qué había de estar yo errante?.

En las cámaras descubrimos quiénes somos en realidad y quién es él. Él es rey, gobierna y dirige los tiempos, pero además nos ama de manera individual. Solo su amor puede transformarnos y dar sentido a nuestra vida.


Para recibir este boletín por e-mail escribir a envioboletin@iglesiasalem.com

DESCARGA EL BOLETN COMPLETO

Tambien puedes descargarte los boletines anteriores:


Culto de celebracin

Todos los domingos, en la calle Cidro, 8 (Madrid), a las 11:30.

Te esperamos!!

© 2009 - 2016 Iglesia Salem (C/ Cidro, 8 - Madrid)